PDF Imprimir E-mail


Bienvenida-programa-residencias3
 Cuarenta jóvenes se unen este 2018 al Programa de Residencias Autogestionadas de la UFRO 

   

 Iniciativa coordinada por la Dirección de Desarrollo Estudiantil (DDE), dio la bienvenida a sus nuevos integrantes en una ceremonia que contó con la presencia de familiares de los beneficiarios.  

 

 

 

 

Un grupo de cuarenta estudiantes provenientes de diez comunas, desde Angol a Punta Arenas, se integrarán este 2018 al Programa de Residencias Estudiantiles Autogestionadas (REAS) de la Universidad de La Frontera.

 

Así se dio a conocer en la ceremonia de bienvenida oficial que desarrolló la Dirección de Desarrollo Estudiantil (DDE), ocasión en que los nuevos beneficiarios pudieron conocer detalles del programa junto a sus familiares.

 

“El ingreso 2018 consolida el trabajo que tienen las residencias estudiantiles. Los estudiantes de las residencias, junto con vivir durante el año académico en nuestras instalaciones, también desarrollan una serie de acciones en sus comunas de origen”, sostuvo Guillermo Davinson, director de Desarrollo Estudiantil de la UFRO.

 

La iniciativa, que se inició en 1991 y es coordinada por la DDE, ofrece a estudiantes foráneos la oportunidad de residir en módulos que se encuentran al interior del Campus Integrado Andrés Bello de la UFRO.

 

El Programa REAS cuenta con 8 módulos de 182 metros cuadrados cada uno. Gracias a un convenio suscrito entre las municipalidades de la Provincia de Malleco y la UFRO, las residencias entregan una opción a estudiantes vulnerables social y económicamente. 

 

El beneficio representa, tanto para los estudiantes como para sus familias, una valiosa ayuda al tener la posibilidad de disponer de un espacio acogedor, ubicado a solo minutos de sus lugares de estudios y donde se fomenta la autogestión y la administración por parte de los mismos alumnos.

 

“En esta actividad participaron los coordinadores de cada residencia, quienes dieron la bienvenida a cada nuevo residente con una pequeña recepción en cada una de las casas. En este espacio también compartieron los familiares de los beneficiarios, permitiéndoles conocer a los nuevos compañeros de sus hijos y el lugar donde vivirán”, dijo Carolina Oyarce, profesional de la DDE a cargo del Programa REAS. 

 

BENEFICIARIOS

Los estudiantes beneficiarios junto a sus familias mostraron su alegría y agradecimiento al poder ser parte del programa y contar con un valioso espacio para residir durante su vida académica como parte de la UFRO.

 

 “Esta es una gran ayuda porque yo soy de Punta Arenas, entonces eso significa un gran gasto para una pensión o arriendo. Esto es una gran oportunidad que hay aprovecharla a fondo”, dijo Carla López, quien se integrará al programa de residencias estudiantiles.

 

“Es una gran ayuda en el tema económico, ya que yo vengo de Angol e igual es complicado encontrar un lugar que sea barato y de buena calidad como lo es aquí en las residencias”, sostuvo Daniel Viveros, otro de los estudiantes beneficiados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
A través de stands ubicados en el Sector D, las agrupaciones coordinadas por la DDE informaron sobre sus actividades e invitaron a demás estudiantes a inscribirse. 

 

 
Sitio perteneciente a la Universidad de La Frontera.