24 estudiantes UFRO fueron beneficiarios con la Beca Alberto Levy Widmer


octubre 16, 2020 • Noticias


Esta tradicional donación impulsada por quien fuera miembro de la Junta Directiva de la Universidad de La Frontera entre 1985 y 1989, continúa hoy favoreciendo a estudiantes provenientes de la Provincia de Malleco a través de la familia Levy – Arensburg.

En la oportunidad, 24 estudiantes de 18 carreras fueron beneficiados a través de una emotiva ceremonia virtual.


Estudiantes de distintas carreras de pregrado UFRO y provenientes de la Provincia de Malleco. Ese es el grupo objetivo de estudiantes que la Beca Alberto Levy Widmer favoreció con recursos económicos  de libre disposición, a través de una ceremonia virtual en la que participó el Rector de la Universidad de La Frontera, Eduardo Hebel; vicerrectores, decanos, directivos y, por supuesto, los protagonistas: las y los estudiantes becados.

Al respecto, la máxima autoridad universitaria destacó en la ceremonia virtual el legado de la Familia Levy Arensburg ante el significado de lo que ha sido la entrega de esta beca en apoyo a los estudiantes de la casa de estudios.

«La verdad es que simbólicamente lo que ha realizado la Familia Levy Arensburg es emblemático, realmente es un compromiso con los estudiantes de la Provincia de Malleco y es tremendamente relevante. De hecho, la Universidad va a cumplir 40 años y prácticamente esta Beca ha surgido desde el inicio; lleva 32 años de entrega ininterrumpida de apoyo, formando una tradición”, dijo el Rector Eduardo Hebel Weiss a los asistentes a la ceremonia virtual.

Y es que desde su creación a la fecha han sido más de mil los estudiantes beneficiados a través del aporte de más de 130 millones de pesos que la familia Levy Arensburg ha destinado en apoyo ininterrumpido de donaciones económicas. Ante ello, Hernán Levy Arensbug, hijo de Alberto Levy Widmer y uno de los representantes de la familia donataria presente en la ceremonia, destacó la labor altruista que realizó su padre. 

“Me enorgullece estar con ustedes y tener la posibilidad de entregar nuevamente este aporte que mi padre Alberto Levy Widmer, con sabiduría y generosidad, dispuso que se aportara cada año. Esta entrega es un humilde aporte económico que permite a ustedes jóvenes seguir un camino que les permitirá ser profesionales como lo fue mi padre y, así, poder aportar al bienestar, educación y progreso en la comunidad donde ustedes pertenecen”, dijo el representante de la familia donataria a los presentes en la ceremonia. 


MOMENTOS EMOTIVOS

A pesar de la necesidad de mantener distancia social producto de la pandemia del Covid-19, lo que afecta también a las actividades regulares de la comunidad universitaria –razón por la cual se realizó la ceremonia virtual- esta instancia ha generado espacios positivos, tal como lo fue la participación de autoridades, varios representantes de la familia y de los estudiantes beneficiados; congregando un importante número de asistentes a esta ceremonia. 

“Es un orgullo para nosotros continuar con esta beca y, en ese contexto, doy mis sinceras y sentidos agradecimientos a la familia que ha continuado con el legado de don Alberto. Él fue una persona tremendamente generosa, que es un ejemplo de solidaridad, de apoyo y no podemos estar más orgullosos de lo que ellos han realizado para nuestros estudiantes”, subrayó el Rector Hebel.

En este contexto, la actividad también contó con momentos emotivos memorables. Uno de ellos fue la reseña histórica que realizó el equipo de Asistentes Sociales de la Dirección de Desarrollo Estudiantil (DDE) de la Universidad de La Frontera, a través de la presentación efectuada por la profesional Cristina Munro.

En esta presentación, se destacó la vida y obra de Alberto Levy Widmer, destacando su compromiso solidario y social; primero con estudiantes de Traiguén y luego con toda la Provincia de Malleco, a través de la Beca que lleva hoy su nombre en la Universidad de La Frontera.

Asimismo, también se exhibieron fotografías de ceremonias anteriores en donde su fundador participó de todas ellas y en esta instancia expositiva se relevaron dos hitos: el reconocimiento que realizó la Universidad de La Frontera en 2007 al bautizar el salón auditorio de la Facultad de Ingeniería y Ciencias (FICA) bajo el nombre de “Auditorio Alberto Levy Widmer”, y en 2018, al cumplirse 30 años de generosidad altruista, la Junta Directiva de la casa de estudios superiores otorgó a la Familia Levy Arensburg la Medalla Benemérito en reconocimiento al desarrollo de la UFRO y de sus estudiantes.

Hernán Levy Arensburg instó a los estudiantes a que cuando ejerzan sus profesiones rememoren esta ayuda y así también colaboren con quienes más lo necesitan. 

“Los invito a que cuando ya sean profesionales y estén insertos en el mundo laboral, recuerden que recibieron una ayuda generosa y que ésta puede servirles de ejemplo para ayudar a otros jóvenes que lo pueden estar necesitando para tener estudios que les permita tener una vida mejor”, cerró el donatario.

TESTIMONIOS BECADOS 2020

“La familia se mostró caritativa con los estudiantes de Traiguén, en general. Mis papás también me hablaron de la fábrica de ladrillos y de que era una familia honrada, humilde y trabajadora, que siempre intentaban ayudar al resto. Para mí es un honor y un orgullo recibir la beca, no solo por lo económico, sino lo que significa: que se valore lo que estoy estudiando y el esfuerzo que realizo en la Universidad. Eso me hace sentir honrado y me dan ganas de seguir estudiando y esforzarme para sacar mi carrera”, dijo Giovanni Cassanelli Pinto, estudiante de segundo año de Ingeniería Informática de la Facultad de Ingeniería y Ciencias (FICA), proveniente de Traiguén.

“Recomiendo que los estudiantes postulen, porque fue muy fácil, a mí no se me complicó nada. En mi caso, me enteré un día antes que se terminara el plazo de postulación, entonces le dije a mi mamá y ella sabe realizar este tipo de procesos y de documentos: los buscó en internet, los descargó, reunió todos los antecedentes, los presentamos y listo”, dijo Nataly Espinoza Jaque, estudiante de primer año de Trabajo Social de la Facultad de Educación, Ciencias Sociales y Humanidades (FECSH), proveniente de Renaico.

“Con los recursos quiero arreglar sí o sí mi conexión a internet, porque tengo un plan que no es muy bueno y la señal es horrible; eso va a ayudar mucho, porque también no soy la única que estudia en la casa y me gustaría ayudar a mis papás un poco, porque con la situación de la pandemia mi papá quedó sin trabajo”, dijo Maira Toro Valencia, estudiante de segundo año de Biotecnología de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales (AGROFOR), proveniente de la capital de la Provincia de Malleco, Angol.

“Esta fue mi primera vez en obtener la beca y la verdad es que sentí mucha felicidad, me llegó un correo notificándome. Además, este tiempo como ha sido difícil por el Coronavirus y esta beca es buena para mi familia también porque mi papá trabaja en la madera y hemos estado muy justo en este tiempo y sabe que va a llega la beca, tanto para estudios como para ayudar en la casa fue un alivio, un pequeño descanso”, dijo Valentina Villarroel Caamaño, estudiante de segundo año Obstetricia y Puericultura de la Facultad de Medicina (FACMED), proveniente de Traiguén.

“Este es el cuarto año que recibo este beneficio, porque la verdad es que siempre he mantenido buenas notas. Yo me enteré a través de las redes sociales de la Universidad, por lo que les recomiendo seguirlas. En mi caso este año vi los llamados a través del Instagram @viveufro (también misma cuenta en Fanpage de Facebook) y en años anteriores me informó la Asistente Social, porque yo vivía en la Villa Universitaria”, dijo Braian Herrera Anabalón, estudiante de quinto año de Ingeniería Comercial de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Empresariales, proveniente de Victoria.

“No fue complicado postular a la Beca, de hecho fue bastante similar a cómo se realizó en años anteriores, porque la documentación y procedimientos fueron muy similares, salvo que tuve un poco más de incertidumbre al no estar presenciales y cara a cara con la Asistente Social, pero no fue complicado”, dijo Javiera Pacheco Makray, estudiante de tercer año de la carrera de Odontología, de la Facultad de homónima, proveniente de Victoria.

SIGAMOS
CONECTADOS