Culmina un ciclo: Programa Residencias Estudiantiles Autogestionadas finalizan sus actividades 2020-2021


diciembre 23, 2021 • Noticias


El programa creado por la Dirección de Desarrollo Estudiantil en 1992 ha beneficiado a más de 150 estudiantes de provincias del sur de nuestro país. 

Hace 29 años, autoridades de la Universidad de La Frontera y municipales de la provincia de Malleco deciden trabajar colaborativamente para crear el programa Residencias Estudiantiles Autogestionadas UFRO (REAS), el cual surge para apoyar a la formación de estudiantes de Malleco, por lo que se construye el primer módulo mallequino para hombres. 

En la actualidad, el programa es ejecutado y apoyado por el equipo de trabajadoras sociales de la división de Bienestar Estudiantil DDE, quienes deben gestionar actividades y acciones para las y los 80 estudiantes en las ocho residencias que se encuentran en las inmediaciones de la Universidad, pertenecientes a comunas Malleco, Magallanes y Aysén. 

Producto de la pandemia, los y las estudiantes debieron volver a sus hogares de origen, cambiando la modalidad de vinculación de las profesionales DDE con el estudiantado a la virtualidad. Se realizaron diversas reuniones para conocer las necesidades de los y las estudiantes residentes, por lo que de forma interdisciplinaria,  se articularon junto al equipo de psicólogos DDE con el objetivo de diseñar estrategias para abordar las diversas temáticas de interés estudiantil: salud mental, alimentación saludable y actividad física; enfocando el trabajo en implementar espacios de encuentro para abordar acciones vinculadas al bienestar integral, el autocuidado, liderazgo para la coordinación interna y dar a conocer las redes de apoyo, como un factor protector en un su paso por la formación profesional. 

 

Dos años en virtualidad

Como una forma de culminar el trabajo interdisciplinario y focalizado en cada una de las residencias, el equipo de trabajadoras sociales de Bienestar Estudiantil de la DDE organizaron un encuentro íntimo de reconocimiento a la colaboración, compromiso y  trabajo de las y los estudiantes residentes que participaron activamente de las actividades en estos dos años de trabajo. 

La ceremonia de cierre de actividades del programa REAS 2020-2021 se realizó de forma virtual y se caracterizó por ser un espacio de encuentro en donde el equipo de profesionales como el estudiantado residente del espacio concluyeron que este tiempo gatilló una serie de cambios importantes que generaron una mayor cohesión que permitió una comunicación efectiva para la búsqueda de soluciones a sus necesidades. 

Carla López Valenzuela, estudiante de Ingeniería Civil Industrial y residente de un hogar magallánico, señala que gracias a los espacios de encuentro generados por el programa pudo conocer las realidades de sus compañeros en medio de la pandemia, generando mayor confianza al identificar una experiencia en común, lo que contribuyó a su cohesión y crecimiento como grupo: “Se agradece la entrega de herramientas. Es necesario que sigan generando este tipo de actividades porque nos van enriqueciendo como personas». 

Por otra parte, Pablo Córdoba Oyarzo, estudiante de Ingeniería Civil Electrónica y residente del hogar Malleco 1, señaló que gracias a los talleres pudieron acercarse un poco más y conocerse como grupo para apoyarse, hablando de las emociones que le generaba el contexto de pandemia: “Tener un lugar donde compartir todo aquello que nos complicaba fue muy importante para no perder la comunicación con nuestros compañeros”. 

Cristina Munro, coordinadora del programa REAS, enfatizó que durante este periodo se consolidó el trabajo interdisciplinario en un escenario complejo, donde como comunidad debimos enfrentarnos a nuevas dinámicas. Además señaló que gracias a los talleres de formación de promotores en salud mental, podrán ser contactadas por estudiantes de forma temprana ante cualquier señal de problema en este ámbito: “Nos dimos cuenta de la importancia de generar espacios de encuentro, porque muchos estudiantes de las residencias no se conocían, por lo que generamos 24 talleres  focalizados a cada una de las residencias estudiantiles. La salud mental siempre ha sido un eje de nuestro interés debido a las características del programa, por lo que el próximo año se trabajará de forma interdisciplinaria con estudiantes en esta área”. 

 

Entrega de reconocimientos

En la ceremonia de término de las actividades del programa REAS en pandemia, se realizó entrega de un diploma que acredita a estudiantes de las residencias UFRO como promotores en salud mental, quienes se encargarán de hacer una detección temprana de los problemas en salud mental de sus compañeros y compañeras de residencia para solicitar los apoyos correspondientes a las profesionales de la Dirección de Desarrollo Estudiantil. 

Se realizó entrega de reconocimiento a: 

  • Bryan Alegría Sobarzo, residencia Malleco 2
  • Patricia Alejandra Astete Loaiza, residencia Malleco 3
  • Araceli Chamia Millaquén, residencia Magallánica
  • Camila Oyarzo Bascuñán, residencia Malleco
  • Nataly Roa Sepúlveda, residencia Malleco 3
  • Marcela Tapia Bravo, residencia Malleco 4
  • Carola Zuloaga Aceitón, residencia Malleco 3

Además se hizo un especial reconocimiento a los y las estudiantes que participaron de forma activa y asistieron a todos los talleres organizados por el equipo de profesionales DDE: 

  • Bryan David Alegría Sobarzo, residencia Malleco 2
  • Patricia Alejandra Astete Loaiza, residencia Malleco 3
  • Nataly Belén  Roa Sepúlveda, residencia Malleco 3

De esta forma culminó el trabajo realizado durante la virtualidad, para el próximo año, dar inicio a la nueva dinámica de vinculación y coordinación de forma presencial post pandemia.

Te dejamos a continuación el video resumen del programa:

 

Stephanie Molina Estuardo

Dirección de Comunicaciones

SIGAMOS
CONECTADOS