Orientaciones DDE: Organizando las finanzas en tiempos de pandemia 


julio 14, 2020 • Noticias


Inauguramos una nueva sección en la que profesionales y académicos/as DDE-UFRO nos entregarán informaciones de interés para estudiantes. Comenzamos con la contribución de la dra. Marianela Denegri, quien nos entrega orientaciones para abordar el complejo momento financiero que se desprende de la pandemia. 

Es el momento de pensar, ¿cómo podemos sobrevivir a los costos financieros de la pandemia?

Las respuestas no son fáciles. Nos enfrentamos a momentos de crisis en los que intervienen un sinfín de realidades, situaciones y variables sociales,  económicas y humanas. 

Hay aspectos que debes considerar que te ayudarán a sobrevivir y navegar en el mar tempestuoso de la pandemia. Es por esto que la coordinación de Ayudas y Apoyo Estudiantil, dependiente de la división de Bienestar Estudiantil DDE, está impulsando una iniciativa en la línea de educación financiera y otros servicios para estudiantes UFRO. 

En este marco, la doctora Marianela Denegri, del Centro de Excelencia en Psicología Económica y Consumo de la Universidad de La Frontera, nos da algunas orientaciones que pueden ser de ayuda para este momento. 

1. Manténte informado de las notificaciones de los proveedores financieros y de la seguridad social. Además, debes estar alerta a las medidas de seguridad social que pueden beneficiarlo/a, especialmente bonos y subsidios estatales, así como préstamos blandos que te permitirán capear tiempos difíciles.

En ambos casos, si es posible, prefiere las modalidades por internet para realizar todo tipo de trámites. No te expongas innecesariamente a aglomeraciones haciendo trámites presenciales; si no sabes hacerlo online, pida ayuda a tus familiares o a vecinos.

Algunos sitios de interés podrían ser: 

2. Revisa y reajusta tu presupuesto familiar. Revisa tu apartado de gastos y las variaciones, y vuelve a decidir qué es esencial y qué podría ser secundario. Si los ingresos de tu familia han disminuido, será necesario entonces ajustar y dar prioridad a aquellos gastos asociados a necesidades básicas: alimentación, vivienda, consumos básicos y salud.

Para facilitarlo puedes utilizar el simulador de presupuesto de SERNAC

3. Si tienes seguros, revisa las pólizas. Conviene revisar bien en las condiciones del contrato, especialmente en las coberturas de salud, y ver qué gastos cubren en caso de contingencia.

4. Evita las compras por pánico. Las compras por pánico aumentarán tus problemas económicos y de endeudamiento. Las compras por pánico conducen a la escasez. 

5. Reduce tus gastos para aumentar ahorros y evitar nuevas deudas. Es importante que revises tu presupuesto cuidadosamente para encontrar cualquier gasto que puedas reducir o cortar por completo. Esto ayudará a reducir los gastos totales en tu presupuesto.

6. Concéntrate en pagar deudas que ya tienes. En este tipo de economía volátil, es mejor tomar medidas para reducir la mayor cantidad de deuda posible.

7. Aprovecha parte del tiempo al estar en casa para desarrollar tu conocimiento financiero. Muchas organizaciones, incluyendo bancos y universidades, ofrecen recursos gratuitos para aprender educación financiera. Un ejemplo de ésto es el Curso de educación financiera del Servicio Nacional del Consumidor

8. Busca nuevas opciones de ingresos. Las crisis nos ponen frente a situaciones límites y es muy probable que tu y tu familia estén muy preocupados sobre cómo hacer frente al futuro, pero también las crisis despiertan nuestra creatividad y son un buen momento para capitalizar nuestros talentos.

La Dra. Marianela Denegri también nos entrega algunos consejos básicos para hacer la vida financiera personal y familiar más sobrellevable en tiempos de pandemia:

  • Conversa en familia sobre la situación financiera del hogar.
  • Revisa detalladamente tu presupuesto y el dinero con que se cuenta.
  • En momentos de crisis, la industria y el comercio hacen ofertas muy tentadoras, ten cuidado con ello.
  • Infórmate de las ofertas que algunos bancos están haciendo para posponer el cobro de al menos dos o tres cuotas de tarjetas de crédito, así como de algunos créditos.
  • Pospone inversiones importantes, como por ejemplo la ampliación o mejoras a la casa.
  • Planifica cuidadosamente tus gastos del mes agrupándolos en ítems.
  • Organice una minuta de menú semanal y trata de preparar al máximo los alimentos en casa.
  • Aprovecha de hacer compras colectivas con tus vecinos.
  • Consulta e infórmate con las empresas de servicios básicos, sobre la posibilidad de flexibilizar pagos mensuales.
  • Aprovecha todas las ofertas gratuitas de formación y entretención que ofrece internet y las redes sociales.
  • Lo más importante, piensa que ésta puede ser la oportunidad para cambiar tu estilo de vida personal y familiar.

 

SIGAMOS
CONECTADOS