Programa de acompañamiento en línea de la Dirección de Desarrollo Estudiantil mantiene contacto con el estudiantado en tiempos de pandemia


junio 4, 2020 • Noticias


Equipo de profesionales del área de la salud realiza una labor focalizada en el acompañamiento y orientación al estudiantado ante los requerimientos surgidos en el contexto de la actual pandemia.

La actual pandemia ha obligado a la sociedad a adaptarse a nuevos escenarios en muchos ámbitos diferentes. La actividad universitaria no ha estado ajena a ello, planteándose la necesidad de buscar opciones para mantener el necesario contacto entre la institución y los estudiantes. Es así como la Dirección de Desarrollo Estudiantil (DDE) de la Universidad de La Frontera implementó dos líneas de contacto para establecer la comunicación a distancia: la Línea de Acompañamiento Emocional en Cuarentena y la Línea de Acompañamiento en Cuarentena en Salud Sexual y Afectividad con Perspectiva de Género; estas acciones tienen por objetivo subsanar la demanda de intervención psicológica para estudiantes en pandemia y están dirigidas tanto a quienes ya estaban recibiendo los apoyos de este servicio desde el año pasado, así como nuevos estudiantes que necesiten orientaciones y contención emocional desde este año.

Para dar respuesta a los requerimientos de los estudiantes, el equipo de profesionales del área de salud vinculados a estas líneas han creado un sistema de turnos que funciona de lunes a viernes en horario laboral, lo que ha permitido recoger solicitudes de atención a través de los correo psicologosdde@ufrontera.cl y s.sexualyafectividad@ufrontera.cl y así no contar con listas de esperas en la actualidad.

En este contexto, el director de la DDE, Alex Seguel, indicó que “el trabajo realizado por los equipos de profesionales se ha focalizado en el acompañamiento emocional al estudiantado, así como en orientación en temáticas vinculadas al bienestar integral. Si bien en estos momentos los esfuerzos de quienes integran los equipos han permitido responder a las necesidades de la comunidad estudiantil, es importante destacar que las complejidades van en aumento, y que como Universidad, nos encontramos trabajando en función de un fortalecimiento institucional, enfocado en la articulación entre unidades de la Universidad de La Frontera, que también están abordando esta temática”.

BIENESTAR INTEGRAL

El equipo de profesionales puede realizar procesos de acogida emocional, contención y aplicación de primeros auxilios psicológicos, con énfasis en intervención en crisis y salud mental en pandemia, con el objetivo de favorecer a la adaptabilidad del estudiantado ante el nuevo contexto; incluyendo la dimensión sexual, como un factor determinante del bienestar integral, a través de orientación y conductas de autocuidado en salud sexual y reproductiva. Además, los/as profesionales pueden ayudar al estudiantado derivando sus inquietudes y necesidades a servicios internos de la Universidad, así como derivaciones a unidades externas de la red de salud mental u otras áreas.

El equipo de la DDE no sólo ha debido sortear la complejidad del contexto pandemia, sino que adecuarse a las necesidades de cada uno de los estudiantes que solicitan ayuda, pues las intervenciones se realizan a través de diferentes canales como teléfono, whatsapp, correo o videollamada, opciones pensadas en un acompañamiento que entregue herramientas que permitan enfrentar la ansiedad propia de esta situación, y que resulte fácil para los estudiantes de acuerdo al contexto territorial.

VOCACIÓN, SERVICIO Y TRABAJO COLABORATIVO

“Es normal lo que estamos sintiendo, son emociones que reprimimos en la vida normal, todos nos hemos visto afectados por el tema. El trabajo que realizamos va mucho más allá de un horario establecido, es una disposición casi a tiempo completo. En el equipo contamos con diversas miradas, lo que nos sirve para pensar cómo vamos a trabajar en el futuro”, señala Miguel Espejo, psicólogo DDE, quien destaca la importancia de realizar un trabajo transversal y colaborativo con una mirada social, para poder hacer la derivación con otros profesionales de acuerdo a las necesidades de quienes solicitan este servicio.

A pesar de las complicaciones, el equipo de profesionales ha logrado desarrollar un trabajo de acompañamiento más profundo, donde han identificado esta instancia como una forma de estar más cerca de los/as estudiantes, reduciendo así las brechas de comunicación, destacando que esto ha sido un trabajo constante, el cual se ha traducido en entregar apoyo y acompañamiento a un centenar de estudiantes de comunas aledañas y zonas rurales.

“Somos la vía de entrada para que el estudiantado pueda acceder a los servicios de Salud Estudiantil. Si bien ha sido difícil, resulta gratificante ver que agradecen el que nos comuniquemos con ellos y ellas. Les sorprende que el diálogo sea con una persona y no con un bot”, explican Nicole Zapata (psicóloga) y Mara Ruíz (matrona), profesionales de la DDE que trabajan en la línea de salud sexual con perspectiva de género, destacando que esta modalidad les ha permitido generar vínculos de confianza, lo que les faculta para entregar un servicio personalizado, empatizando con la realidad del otro.

 

 

Escrito por: Stephanie Molina Estuardo
Dirección de Comunicaciones
 

SIGAMOS
CONECTADOS